23 Abr FUNCIONES EJECUTIVAS

La neuropsicología  llama funciones ejecutivas a los procesos cognitivos que se desarrollan en el lóbulo frontal del cerebro y que son los requeridos para  planear y dirigir actividades, empezar una actividad y poder ejecutarla hasta el final, monitorear su propio trabajo y poder auto-evaluarse e inhibir impulsos, entre otros. A pesar de que el cerebro se prepara para ejercer estas habilidades desde la gestación, el desarrollo se da gradualmente en un claro proceso durante las primeras dos décadas de la vida.

Los autores Dawson y Guare definen once funciones ejecutivas:

  • Planificación y priorización
  • Organización
  • Control emocional
  • Memoria de trabajo
  • Atención sostenida
  • Iniciación de deberes y tareas
  • Manejo del tiempo
  • Flexibilidad cognitiva
  • Inhibición de la respuesta
  • Metacognición
  • Persistencia para lograr una meta

 

Es común que niños, jóvenes y adultos tengan debilidades en algunas  funciones ejecutivas y logren compensarlas con fortalezas en otras. Sin embargo, cuando tienen un bajo desarrollo de varias funciones, suelen ser desordenados y olvidadizos, les cuesta comenzar los deberes y tareas, se distraen fácilmente, pierden papeles y asignaciones, olvidan llevar a casa los materiales necesarios para hacer las tareas o se les olvida entregar la tarea en la clase.

Existe una intervención profesional para enseñar, entrenar y fortalecer estas habilidades. A través de una serie de estrategias para desarrollar cada función ejecutiva, se lleva al estudiante a utilizar, practicar y reforzar las habilidades constantemente.  Aprender las habilidades ejecutivas desconocidas y fortalecer el desarrollo de todas permite mejorar sustancialmente el rendimiento en la capacidad de iniciar y completar con éxito todo tipo de actividades, tanto académicas como deportivas, laborales o sociales.